Mapa Web Bienvenido a la Pagina Oficial de la Venerable Cofradía de Penitencia de Nuestro Padre Jesús de la Oración en el Huerto y Nuestra Señora de Gracia y Esperanza

Actualizada:13 nov 2010

 
Inicio
Presentación
Junta Gobierno
Historia
Sede Canonica
Titulares
Cultos
Salida Procesional
Galardón
Navidad
Noticias
Contactar
Fotografía
Expositor
Enlaces
Hemeroteca
Entretenimiento
 

 

EL SEÑOR:

La imagen de Nuestro Padre Jesús de la Oración en el Huerto que venera esta Hermandad, fue Ntro. Padre Jesus de la Oracion en el Huertorealizada en 1989 y es obra del imaginero sevillano Manuel Ramos Corona y sustituye a otra de Lainez Capote.

El Señor que esta arrodillado representa el pasaje de más sufrimiento de la pasión, muerte y resurrección de Nuestro Señor Jesucristo, en el Huerto de Getsemaní cuando estaba orando con su Padre, "Padre, si quieres pasa de mi este cáliz pero no se haga mi voluntad, sino la tuya." en su rostro podemos observar la agonía y el sufrimiento del momento de oración.

El tormento interior es manifestado por el sudor de sangre o hematidrosis que perla la frente de rojizos regueros que se extienden hasta las cejas, su cabeza porta tres potencias en metal cincelado con un baño de color dorado.

EL ÁNGEL:

El Ángel confortador fue realizado por Manuel Ramos Corona en 1991, esta situado a la derecha delVista frontal Paso de Misterio Señor en su paso de salida procesional, apoyado en una nube y sosteniendo en su mano derecha un cáliz que ofrece a Nuestro Señor Jesucristo de la Oración en el Huerto y con su mano izquierda toca ligeramente su hombro derecho en un gesto de consolación ante su sufrimiento.

 

 

 

 

 

LOS APÓSTOLES:

Juan, Pedro y Santiago, mas conocido como los "dormilones", fueron tallado por el escultor Luís Enrique Vista parcial ApostolesGonzález Rey en el año 1995, están situado en la parte trasera del paso de salida procesional, justo debajo del olivo que fue realizado en fibra de vidrio sobre soporte de metal por José Mª. Reyna Espigares, al igual que el monte realizado en placas de poliespan y fibra de vidrio formando imitación a piedra.

 

 

 

 

LA VIRGEN:

La imagen de Nuestra Señora de Gracia y Esperanza es obra del imaginero gaditano Luís González ReyNtra. Sra. de Gracia y Esperanza y bendecida en diciembre de 1996 que sustituyo a una talla de Manuel Ramos Corona de 1990 por estar en mal estado y que a su vez sustituyo a la que realizase Lainez Capote en 1959. La talla de espectacular belleza y dulce rostro dirige la mirada ligeramente hacia abajo deslizándose por sus pómulos cuatro lagrimas, dos por cada uno, con nariz recta, boca tallada y barbilla redondeada, cuello esbelto y suavemente anatomizado en su zona inferior. Las manos aparecen extendida, portando un pañuelo, el santo rosario y una rama de olivo cincelada en plata por Orfebrería Andaluza, el candelero interno es de estructura cónica y base ovalada.

 

La corona realizada en metal dorado fue realizada en los talleres de Villareal Corona de Ntra. Sra.en 1985, El canasto de la misma se presenta dividido en ocho sectores por medio de columnas estriadas con capiteles corintios, sobre los que montan arcos de medio punto muy decorados; en cada sector se presenta un óvalo con los símbolos de las letanías en plata, los ocho imperiales se hunden ligeramente al encontrarse. La ráfaga se muestra dividida por un aro perlado, estando decorada en el interior con acantos entrelazados y el escudo de la Cofradía en plata en un tondo; tras el aro se despliegan los resplandores, separados por candelieri vegetales, rematados en antorchas, que sujetan dieciséis estrellas que escoltan la Cruz sobre el orbe.

El puñal clavado en el pecho, símbolo de su aflicción esta realizado en metal, calado con baño de oro y rematado por tres piedras color esmeralda en cada uno de sus extremos.

 

SAN JUAN:

Imagen que acompaña a Nuestra Señora en su capilla y altar de cultos, fue realizado por el escultor LuísImagen de San Juan González Rey en 1998, es de talla completa en madera, la expresión de su cara refleja junto con la de Nuestra Señora la angustia, dolor y desesperación ante el momento que Nuestro Padre esta pasando, con un gesto de cortesía con sus manos indicándole el camino.  

Juan fue el único de los Apóstoles que estuvo al pie de la cruz con la Virgen María y las otras piadosas mujeres y fue él quien recibió el sublime encargo de tomar bajo su cuidado a la Madre del Redentor. "Mujer, he ahí a tu hijo", murmuró Jesús a su Madre desde la cruz. "He ahí a tu madre", le dijo a Juan. Y desde aquel momento, el discípulo la tomó como suya. El Señor quiso que estuviese, junto con Pedro y Santiago, en el momento de Su transfiguración, así como durante Su agonía en el Huerto de los Olivos.